Visiones


Publicado en 7ka, 01/11/15

La crítica feminista del arte, además de ofrecer una perspectiva de investigación, debe entenderse también como la oportunidad de difundir la palabra de las mujeres y los temas feministas entre nuevos públicos. Quizá por ello algunas exposiciones tienen una carga política que trasciende la obra mostrada para convertirse en dispositivo especular para el análisis de nuestro contexto más inmediato.
La exposición “¿Por qué no Judy Chicago?” (hasta enero de 2016), tiene esa capacidad; funciona como un conector con la circunstancia actual, como un test para nuestro propio sistema del arte en relación a la presencia y a la incidencia de la mujer.

Judy Chicago (Chicago, 1939) forma parte de la primera generación de mujeres que se incorporaron a la práctica y a la teoría del arte junto a lo que en Estados Unidos se denominó “segunda ola” del feminismo. Chicago concibió su carrera en torno a las nociones de déficit y desobediencia, poniendo en cuestión aquellos saberes heredados que perpetuaban la dominación masculina. Será su frontal rechazo a acatar el mandato patriarcal lo que hará de ella una artista radicalmente innovadora y desobediente. El déficit de representaciones femeninas de carácter activo en el imaginario colectivo, así como el déficit de narrativas que sitúen en positivo a las mujeres en la historia, son los ejes sobre los que gira su trabajo.
La exposición presenta, a través de una selección de obras y documentos, un recorrido por la producción de esta pionera, incidiendo en la estrecha relación que mantienen su trabajo de artista, de educadora de arte y de escritora. Una exposición tan completa como reveladora que nos indica hasta qué punto las políticas del arte pueden ser un espejo de todas las demás políticas.

La visión del mundo del certamen World Press Photo (Montehermoso, Gasteiz, hasta el 15 de noviembre) nos deja también un montón de interrogantes en forma de imágenes. World Press Photo es una organización independiente fundada en 1955 conocida por su prestigioso concurso anual de fotografía de prensa. Las cifras en las que se mueve este concurso reflejan la dimensión del mismo. A esta edición, que hace la número 58, se presentaron 98.000 fotografías de más de 5.700 reporteros pertenecientes a 131 países; pero en la muestra de Montehermoso, pueden verse unas 150 imágenes.
El ganador de este año es el danés Mads Nissen con una imagen que refleja con sutileza una escena de intimidad de dos jóvenes homosexuales en un apartamento de San Petesburgo. Se trata de Rusia, en donde las relaciones homosexuales son rechazadas, perseguidas y donde existe una cruda discriminación legal y social de este colectivo. La inmigración y los refugiados, la guerra de Ucrania, la epidemia de ébola, la contaminación en China o un impresionante apartado dedicado a la naturaleza conforman esta edición.

La sala Film & Video del Museo Guggenheim Bilbao, presenta “Paralaje (2013)”, una instalación multicanal de Shahzia Sikander (1969, Lahore), compuesta por cientos de imágenes animadas digitalmente a partir del dibujo tradicional indo-persa en el que elabora toda una crítica de la historia contemporánea. Un impresionante tapiz multipantalla, una visión actual y estéticamente deslumbrante que hunde sus raíces en la tradición del texto y la música.

No hay comentarios: